Slide 1

MOTOS CHOPPER

Chopper En inglés, “chop” significa “cortar”, de manera que para que un Chopper merezca su nombre, su chasis ha de sufrir modificaciones. Un manillar alto no hace un Chopper… Aunque suele ser una de sus señas de identidad. Despojado de todo elemento que no sea imprescindible y típico de los años sesenta y setenta, lo que suele definir un Chopper son un chasis rígido y modificado, para ganar avance de dirección, con el fin de montar una horquilla larga y estilizada. Rueda delantera alta, estrechita y sin guardabarros ni freno, para que el buje luzca estéticamente limpio. En el caso de que sea “Frisco Style”, el depósito –normalmente muy chiquitito, tipo peanut- se monta sobreelevado y deja un buen espacio hasta las culatas. En un chopper moderno, la rueda trasera puede ser desde enorme hasta ridículamente monstruosa, pero si nos ceñimos al “Old School”, raramente pasará de ser un 160. El asiento será finito, mono o biplaza –en este último caso, a dos alturas- y la moto se remata con el Sissy Bar, esa especie de respaldo sin acolchado. Aunque se han construido con los motores más variopintos, los ingleses se especializaron en Chopper con motores de cuatro cilindros en línea, lo clásico es partir de una base Harley-Davidson.

Loading